Un principio clave en el diseño para que las actividades de debate público Una actividad organizada, de alcance delimitado, destinada a estimular y atender el debate público sobre un tema específico con la expectativa de que informe o influya en la elaboración de políticas o en la gobernanza. sean eficaces es permitir la participación. Las características más importantes se refieren a la forma en que el diseño del proceso expresa o gestiona las relaciones de poder entre las personas involucradas, incluidos los diversos participantes y los promotores de la iniciativa. Esto puede mejorarse creando un entorno y un proceso que cuenten con los recursos adecuados, sean inclusivos y propicios.

Ejemplos Ejemplos

Irlanda - Debate público sobre el aborto y la derogación de la octava enmienda de la constitución (2016)

Se inició una actividad de debate público en relación con la derogación de la Octava Enmienda de la Constitución, que prohibía el aborto. El proceso incluyó el establecimiento de una Asamblea de Ciudadanos que se reunió cinco veces en 2016 - 2017. Sus conclusiones en 2017 sentaron las bases para un referéndum nacional decisorio en mayo de 2018. El compromiso de disponer de tiempo suficiente fue un factor importante para la eficacia del proceso.

La Asamblea de Ciudadanos Irlandeses está facultada para invitar a los expertos a los que desee consultar a fin de establecer una base sólida para sus deliberaciones.

Reino Unido - Participación pública en las ciencias del cerebro, las adicciones y las drogas (2007)

En una amplia serie de actividades de debate público en torno al tema "Public Engagement on Brain Science, Addiction and Drugs", los participantes pudieron interactuar con una amplia gama de expertos para fundamentar su debate.

Como parte de la iniciativa de debate público "Participación pública en la ciencia del cerebro, las adicciones y las drogas", se adoptaron medidas para garantizar la participación activa de los consumidores de drogas recreativas y los ex consumidores de drogas, y no sólo de los que se presentaron a través de organizaciones de pacientes. Se permitió a estos grupos desarrollar su modo preferido de participación, lo que hicieron, debatiendo entre ellos en un entorno seguro y designando intermediarios con los que habían establecido relaciones de confianza, para que representaran sus puntos de vista en el debate.

Finlandia - Iniciativa ciudadana al parlamento (2012)

Los debates públicos pueden ser costosos, pero también hay formas más asequibles de crear espacios para la participación ciudadana, reunir apoyos sobre alguna cuestión determinada que se desee que el Parlamento aborde. En sus primeros seis años, esta iniciativa dio lugar a que se debatieran 37 peticiones.

Francia - Debate público sobre la ley de bioética (2018)

La iniciativa francesa de los "États Généraux" utilizó los foros regionales existentes de manera eficiente, llegando al público de todo el país y los territorios de ultramar, y haciendo posible que el público en general participara en el debate nacional a través de una infraestructura local.

Polonia - Semana constitucional para informar y dialogar con los ciudadanos (2018)

La Semana Constitucional Polaca hace uso de la infraestructura organizativa existente de las escuelas y de otras instituciones para involucrar a los estudiantes, ofreciendo conferencias sobre derecho constitucional como parte de una actividad de debate público que tiene lugar anualmente en todo el país desde 2015. Se trata de un ejercicio de formación y capacitación que ofrecen voluntariamente de forma gratuita.

Dinamarca - Debate público en dinamarca sobre el futuro del sistema de salud (2008)

Los participantes en el debate público sobre el futuro del sistema sanitario de Dinamarca debatieron y posteriormente votaron sobre cuestiones muy tangibles, entre otras cosas, sobre el establecimiento de principios para la asignación de recursos para la atención sanitaria y de directrices para los encargados de la formulación de políticas.


Ejemplos :