Los avances en el ámbito de la biomedicina prometen importantes beneficios para las personas, la sociedad y las generaciones futuras. Sin embargo, la búsqueda de estos beneficios suele entrañar importantes desafíos éticos y sociales basados en el hecho de pueden adoptarse decisiones en un contexto de incertidumbre científica, provocan conflicto de valores, pueden tener implicaciones de gran alcance. Muchos avances biomédicos pueden producir cambios profundos en el entorno social y económico. Pueden poner en tela de juicio y reconfigurar las normas que rigen la vida diaria. Por ello, la dirección que tomen los avances biomédicos y la forma en que se distribuyan los riesgos y los posibles beneficios, son de enorme interés para la sociedad.

El Comité de Bioética del Consejo de Europa (DH-BIO) ha elaborado esta guía para ayudar a los Estados miembros a promover el debate público En este documento y en el artículo 28 del Convenio de Oviedo se utiliza el concepto general de "debate público" para describir las interacciones discursivas en la esfera pública (es decir, no en un contexto profesional) a través de las cuales los individuos y los grupos pueden identificar, explorar y resolver sus diferentes intereses en cuestiones que les afectan (o podrían afectar) a todos. en este campo. Su objetivo es orientar a quienes asumen la responsabilidad de iniciar o apoyar el debate público y dan respuesta a través de políticas públicas. Entre ellos figuran los encargados de adoptar decisiones en los Estados miembros, los funcionarios gubernamentales y las autoridades públicas, los comités nacionales de ética, las instituciones educativas y académicas y demás organizaciones pertinentes.


Ejemplos :