Atrás

Dinamarca - Debate público en dinamarca sobre el futuro del sistema de salud (2008)

Dinamarca - Debate público en dinamarca sobre el futuro del sistema de salud (2008)

Antecedentes, promotor y participantes

El sistema de atención de la salud danés estaba sometido a presiones políticas y públicas para aplicar más, mejores y más rápidos tratamientos, pero carecía de la financiación necesaria.

En 2008, el Comité de Salud de la Asociación de las Regiones Danesas estableció un proyecto sobre "El futuro sistema de atención de la salud", que constaba de dos elementos:

  • Conferencias ciudadanas simultáneas en cuatro de las regiones danesas con la participación de 800 ciudadanos, el 1º de noviembre de 2008,
  • Una Conferencia de Política basada en los resultados de las Conferencias Ciudadanas, con políticos, interesados, expertos y funcionarios del sistema de atención de la salud, los días 14 y 15 de enero de 2009.

La Junta de Tecnología de Dinamarca ("Teknologirådet") y la secretaría del Comité de Salud formaron una secretaría común para llevar a cabo el proyecto.

Objetivo de las Conferencias Ciudadanas

Bajo el epígrafe "valores y desafíos", las regiones danesas solicitaron los juicios informados y ponderados de los ciudadanos sobre cómo, por ejemplo, se podrían utilizar las tecnologías para aumentar la productividad, en particular si la priorización del tratamiento de la enfermedad era aceptable a costa de otros procedimientos, por ejemplo, determinados procedimientos de cirugía plástica, si se podían utilizar seguros privados para financiar determinados tratamientos y si se podía exigir a los pacientes el cumplimiento del tratamiento, etc.

Objetivo de la Conferencia de Política

Tomar decisiones consensuadas sobre nuevos desarrollos y prioridades en la atención sanitaria entre los actores del sistema sanitario danés, basándose en las evaluaciones de los ciudadanos.

Resultados

Algunos resultados notables de la iniciativa:

  • En ese momento, era posible obtener reembolsos de impuestos por el seguro médico privado, lo cual era gravoso para el sistema sanitario, pero hubo incertidumbre sobre la reacción social ante la posible abolición de esta medida, , lo que dio lugar a que los políticos no plantearan la abolición. Sin embargo, en las Conferencias Ciudadanas, alrededor del 80 % de los participantes expresaron su apoyo a un sistema de salud totalmente público o a los seguros privados sin devolución de impuestos. Esto dio lugar a un cambio de actitud de los políticos. Poco después de la Conferencia de Política, la devolución de impuestos fue abolida.
  • Hubo apoyo ciudadano para exigir a los pacientes que adoptaran estilos de vida que no comprometieran su tratamiento. Esto fue discutido intensamente en la Conferencia de Política y recibió mucho más atención en la política de salud después.
  • La creación de capacidad para el personal de salud fue apoyada por el 71%, con el fin de calificar al personal de todas las disciplinas. Se tomaron decisiones para reducir las barreras entre las disciplinas (por ejemplo, para que las enfermeras especializadas puedan realizar ciertas tareas que antes sólo realizaban los médicos).

Método

Conferencia ciudadana: cuatro reuniones de un día completo con aproximadamente 200 ciudadanos en cada una, seleccionadas para reflejar la composición de la población danesa. El material informativo se envió a los participantes una semana antes de las cumbres; el programa y las preguntas fueron exactamente las mismas en todas las reuniones. El programa de seis horas se dividió en cinco sesiones temáticas, cada una de las cuales comenzó con un vídeo introductorio y preguntas rápidas, que los ciudadanos debatieron en grupos sentados en mesas con ocho ciudadanos y un presidente.

Las sesiones versaron sobre:

  • Los retos más importantes (cada mesa identificó dos retos, que fueron votados por todos al final de la reunión),
  • cómo dar a la salud las condiciones adecuadas,
  • contribución personal (del paciente),
  • recursos disponibles para la atención de la salud,
  • ¿qué debería poder ofrecer el sistema de asistencia sanitaria en el futuro?
  • principios para el establecimiento de prioridades,
  • la medida en que el tratamiento debe considerarse una responsabilidad común o un bien comercial.

Cada sesión terminó con los ciudadanos votando de 3 a 5 preguntas usando "clickers". Por ejemplo, en la sesión segunda, las preguntas fueron:

  • ¿Quién debe asumir la responsabilidad de nuestra salud?
  • ¿cómo deberíamos tratar los impactos no saludables de las condiciones de trabajo y el medio ambiente?
  • ¿cómo debemos tratar los estilos de vida no saludables?
  • ¿debería adaptarse el tratamiento al estilo de vida del paciente o al revés?
  • ¿deberían los ciudadanos contribuir a la salud de los demás convirtiéndose en donantes?

Para cada pregunta, había un conjunto de opciones de respuesta alternativas.

La Conferencia de Política duró 24 horas, de doce a doce. Durante el primer día, se discutieron las acciones políticas, que podrían seguir los juicios emitidos por los ciudadanos. El segundo día se realizaron talleres para explorar las acciones con mayor profundidad y compartir la responsabilidad de las acciones que les conciernen.


Características notables y lecciones aprendidas

El ejercicio demostró cómo el debate público puede contribuir de manera significativa en el proceso de elaboración de políticas. Una clave para crear impacto es considerar los procesos de toma de decisiones en su conjunto, en los que los métodos de participación ciudadana son un paso. El paso siguiente muy importante sería proporcionar un proceso de seguimiento político, y comprometer desde el principio a los responsables de la formulación de políticas en este sentido.

La relación coste-beneficio del debate público debería revisarse en muchas actividades de debate. La participación pública puede parecer un asunto costoso y no todas las actividades ofrecen las mismas recompensas en términos económicos. Sin embargo, con el tiempo algunos proyectos individuales liberan un poder de decisión/estimulación que tiene un impacto muy alto en la productividad, la calidad de las decisiones y la economía. Esto es particularmente cierto en el caso de la abolición de las devoluciones de impuestos sobre los seguros de salud privados. Citando al organizador: "La abolición de la devolución de impuestos probablemente no se habría producido sin un claro pronunciamiento de los ciudadanos - y ha ahorrado al presupuesto público una cantidad que supera en muchos casos el coste total acumulado de las actividades de participación pública en Dinamarca".

El debate público promueve una profunda reflexión, que da resultados diferentes a los de las encuestas/estudios. Una diferencia importante entre las encuestas y los métodos de participación pública es que estos últimos suelen dar resultados inesperados respecto a lo que se supone que es la "opinión pública" recogida en los medios de comunicación, las encuestas o los grupos de presión, por ejemplo. Las opiniones se informan, se reflexiona sobre ellas y se debaten en lugar de seguir siendo puntos de vista personales de cada uno o la línea oficial de un partido. Un ejemplo es la respuesta al problema del cumplimiento de los trataminetos, que introdujo un nuevo enfoque, a saber, que los pacientes deben ser corresponsables de sus tratamientos. Esto no fue apoyado por las organizaciones de pacientes, los grupos de presión o las encuestas, que normalmente reflejaban que todos tenían un derecho incondicional al tratamiento mismo. Sin embargo, la mayoría de los participantes apoyaron el enfoque.