Un principio clave del debate público En este documento y en el artículo 28 del Convenio de Oviedo se utiliza el concepto general de "debate público" para describir las interacciones discursivas en la esfera pública (es decir, no en un contexto profesional) a través de las cuales los individuos y los grupos pueden identificar, explorar y resolver sus diferentes intereses en cuestiones que les afectan (o podrían afectar) a todos. es que se deben respetar los intereses y las libertades de los participantes Las autoridades públicas, los expertos y los ciudadanos pueden ser considerados como participantes en una actividad o debate público., principio que también es la base de los derechos humanos. La eficacia de las actividades de debate público Una actividad organizada, de alcance delimitado, destinada a estimular y atender el debate público sobre un tema específico con la expectativa de que informe o influya en la elaboración de políticas o en la gobernanza. no puede garantizarse únicamente por su diseño, sino que requiere que se lleven a cabo de conformidad con los principios de la justicia procedimental.

Las medidas procedimentales pueden contribuir a contrarrestar los desequilibrios o desigualdades entre los implicados, incluidos tanto los que participan en las actividades de debate público como los que las inician o patrocinan.

 El establecimiento de los principios de conducta que se han de observar en una actividad de debate público puede contribuir a aumentar la transparencia y apoyar la rendición de cuentas.


Ejemplos :