Image: Theme 'Religion and Belief' by Pancho

¿Qué son la religión y las creencias?

Todas las religiones, las artes y las ciencias son ramas del mismo árbol. Todas estas aspiraciones están dirigidas a ennoblecer la vida del hombre, elevándolo de la esfera de la mera existencia física y que lleva al individuo a la libertad.
Albert Einstein

La creencia es el estado de la mente cuando consideramos que algo es verdadero, aunque no estemos 100% seguros o seamos capaces de demostrarlo. Todo el mundo tiene creencias acerca de la vida y el mundo. Las que se apoyan mutuamente pueden formar sistemas de creencias, que pueden ser religiosos, filosóficos o ideológicos.
Las religiones son sistemas de creencias que relacionan la humanidad y la espiritualidad. La siguiente definición de Wikipedia ofrece una buena visión general de los muchos aspectos de la religión:
La religión es un conjunto de sistemas culturales, de creencias y visiones del mundo que relaciona la humanidad a la espiritualidad y, a veces, a los valores morales. Muchas religiones tienen narrativas, símbolos, tradiciones e historias sagradas que están destinadas a dar sentido a la vida o para explicar el origen de la vida o el universo. Tienden a derivar la moral, la ética, las leyes religiosas o un estilo de vida a partir de sus ideas sobre el cosmos y la naturaleza humana. […] Muchas religiones han organizado los comportamientos, el clero, la definición de lo que constituye adhesión o pertenencia, las congregaciones de laicos, la celebración de reuniones periódicas o de los servicios para el culto a una deidad o para la oración, los santos lugares (ya sean naturales o arquitectónicos) y/o las escrituras. La práctica de una religión puede también incluir sermones, la celebración de actividades de un dios o dioses, sacrificios, festivales, fiestas, trances, investigaciones, servicios funerarios, servicios matrimoniales, la meditación, la música, el arte, la danza, el servicio público u otros aspectos de la cultura humana. Sin embargo, hay algunos ejemplos de religiones en las que algunos o muchos de estos aspectos de la estructura, las creencias o las prácticas están ausentes.1

Las creencias en la dimensión espiritual de la vida han existido desde tiempo inmemorial. Muchas sociedades humanas nos han dejado pruebas históricas de sus sistemas de creencias, ya sea la adoración del sol, de los dioses y diosas, del conocimiento del bien y del mal o de lo sagrado. Stonehenge, los Budas de Bamiyan, la Catedral de La Almudena en Madrid, Uluru en Alice Springs, los Jardines Bahá‘í de Haifa, Fujiyama, la montaña sagrada de Japón, Kaaba en Arabia Saudita o el Templo de Oro de Amritsar son todos testimonio de la experiencia humana de la espiritualidad, que puede ser una realidad objetiva o una consecuencia de la aspiración humana a una explicación del sentido de la vida y de nuestro papel en el mundo.
En el sentido más simple, la religión se describe como “la relación de los seres humanos con lo que ellos consideran como santo, sagrado, espiritual o divino"2 normalmente está acompañada de un conjunto de prácticas que fomentan una comunidad de personas que comparten la misma fe. Como ya se ha indicado anteriormente, la fe es un término más amplio y también incluye3 "compromisos que niegan una dimensión de la existencia más allá de este mundo”.

Las religiones y otros sistemas de creencias de nuestro medio tienen una influencia sobre nuestra identidad, independientemente de si nos consideramos religiosos o espirituales o no. Al mismo tiempo, otras partes de nuestra identidad, nuestra historia, nuestra aproximación a otras religiones y a grupos considerados “diferentes” influyen en la interpretación que hagamos de la religión o de un sistema de creencias.

Pregunta: ¿Qué religiones se practican en tu país?

Las religiones y las estructuras sociales y culturales han jugado un papel importante en la historia de la humanidad. Como las estructuras mentales, influyen en la manera de percibir el mundo que nos rodea y los valores que aceptamos o rechazamos. Como las estructuras sociales, proporcionan una red de apoyo y un sentido de pertenencia. En muchos casos, las religiones se han convertido en la base de las estructuras de poder y se han entrelazado con ellas. La historia remota y reciente está llena de ejemplos de estados “teocráticos”, ya sean cristianos, hindúes, musulmanes, judíos o de otra índole. La separación entre el estado y la religión es todavía reciente y solo en parte: hay religiones oficiales de estado en Europa y de hecho religiones de estado. En la mayoría de los casos esto no plantea un problema particular en la medida en que se atempera por los valores de la tolerancia.

Considero a la gente irreligiosa pioneros.
Anandabai Joshee, la primera mujer hindú y la primera mujer india que recibió el título de médico

Las estadísticas de los seguidores de religiones o creencias nunca pueden ser muy precisas, considerando el carácter dinámico de este patrón, así como el hecho de que muchas personas entre nosotros viven en contextos donde no gozan de la libertad de religión y de convicciones. Las estadísticas que figuran a continuación son, por lo tanto, un simple intento de ejemplificar la diversidad del panorama mundial. Las cifras indican el número estimado de los adeptos de las religiones más importantes4:

Tradicional africana: 100 millones
Baha'i: 7 millones
Budismo: 376 millones
Cao Dai: 4 millones
Religión tradicional china: 394 millones
Cristianismo: 2,1 mil millones
Hinduismo: 900 millones
Islam: 1,5 mil millones
Jainismo: 4,2 millones
El Judaísmo: 14 millones
Neo-Paganism: 1 millones
Primal indígenas (tribales religiosas, étnicas, religiosas o animistas): 300 millones
Rastafari: 600 mil
Shinto: 4 millones
Sijismo: 23 millones
Espiritismo: 15 millones
Tenrikyo: 2 millones
Unitarian-Universalism: 800 mil
Zoroastrismo: 2,6 millones

El número de laicos, no religiosos, agnósticos y ateos se estima en 1,1 mil millones.

Pregunta: ¿Qué religiones están ausentes de esta lista?

Todos los dictadores utilizan la religión como apoyo para mantenerse en el poder.
Benazir Bhutto

En la región europea han existido desde hace mucho tiempo diferentes religiones y creencias. En algunos períodos históricos, Europa ha proporcionado refugio a grupos religiosos perseguidos y permitió florecer una gran diversidad de religiones y creencias. En otras ocasiones, sin embargo, los países europeos han caído presos del fanatismo y se han envuelto en “guerras de religión”, como la Guerra de los Treinta Años de 1618-1648 que llevó a la matanza de un tercio de la población del continente.
El uso indebido, o abuso, de argumentos religiosos ha dado lugar a la justificación de conflictos y guerras dolorosas, persecuciones y a la intolerancia. Independientemente de cómo entendamos estos legados históricos, la amplia gama de religiones y creencias existentes en Europa han tenido y siguen teniendo un impacto en nuestras sociedades. De esta manera, la religión y las creencias son factores importantes a considerar en relación con los jóvenes y con el trabajo juvenil porque, directa o indirectamente, tienen un impacto en su identidad y sentido de pertenencia.

Libertad de religión o de creencias en los instrumentos de derechos humanos

Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad, ya sea por sí sola o en comunidad con otros y en público o en privado, de manifestar su religión o creencia en la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.
Declaración Universal de los Derechos Humanos, artículo 18

Nunca impongas a los demás lo que no elegirías para ti.
Confucio

Esto fue confirmado en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, así como en varios documentos regionales vinculantes de derechos humanos, tales como la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (artículo 8) o el Convenio Europeo de Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales (artículo 9).
El Comité de Derechos Humanos de la ONU insiste en que la libertad es “profunda y de largo alcance”, que “comprende la libertad de pensamiento sobre todas las cuestiones, las convicciones personales y el compromiso con la religión o las creencias, ya que se manifiestan a título individual o en comunidad con otros”, que la libertad de conciencia debe ser igual a la de la religión y de convicciones y que la protección es para “las creencias teístas, no teístas y ateas, así como el derecho a no profesar ninguna religión o creencia".5 En consecuencia, cualquier creencia o convicción puede ser protegida por este derecho; si una persona es sí, está contra la caza, es pacifista, mormón, vegano o ideológicamente impulsado por el activismo contra el cambio climático.

Esta libertad en el derecho internacional se ha concentrado históricamente en la libertad religiosa de las comunidades minoritarias. Hoy en día, las leyes de libertad de religión y de creencias ya no se centran en la necesidad de mantener el statu quo a fin de no debilitar la seguridad regional, sino que mira una serie de problemas entre ellas, la no discriminación, la igualdad y la dignidad. Defender la libertad de expresión tiene argumentos individualistas y sociales, permite a las personas la posibilidad de (abiertamente) buscar, (enérgicamente) discutir y (libremente) respetar las creencias que elijan, individualmente o junto con otros. Lograr un entorno propicio a esta libertad requiere no solo la no injerencia del estado por motivos de religión o convicciones, sino medidas positivas adoptadas para alcanzar y mantener un entorno de este tipo en la sociedad en general. En la práctica, esto debería incluir, por ejemplo, la posibilidad de instaurar lugares de culto o para proporcionar educación moral y religiosa.

Pregunta: ¿Eres miembro de una comunidad religiosa? ¿Cómo te hiciste miembro?

Lo que no te gusta que te hagan, no se lo hagas a otro.
En un papiro del Antiguo Egipto

No hagas a los demás lo que te enfadaría que te hiciesen a ti.
Isócrates

Como con todos los demás derechos humanos, esta libertad no “triunfa” sobre otras libertades y a veces se encuentra en tensión con otros derechos humanos, como el derecho a la libertad de opinión y de expresión y la no discriminación por motivos de sexo u orientación sexual. Esto se refleja por ejemplo en la forma en la que está estructurado el artículo 9 de la Convención Europea de Derechos Humanos: hay una protección absoluta del derecho a la libertad de creencia religiosa, de conciencia y de pensamiento, pero las manifestaciones solo gozan de una protección calificada en la medida en que no se violen los derechos humanos.

 

Convenio Europeo de Derechos Humanos y Libertades Fundamentales

Artículo 9
1. Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad, ya sea por sí sola o en comunidad con otros y en público o en privado, de manifestar su religión o su creencia, en los actos de culto, la enseñanza, la práctica y la observancia.
2. La libertad de manifestar la propia religión o las propias creencias estará sujeta únicamente a las limitaciones prescritas por la ley que sean necesarias en una sociedad democrática en interés de la seguridad pública, para la protección del orden público, la salud o la moral públicas, o la protección de los derechos y libertades de los demás.

La libertad de religión y de creencias, incluida la libertad de cambiar de religión – es esencial para todos nosotros, en nuestra búsqueda de sentido, nuestro pleno desarrollo, nuestra identidad y nuestra expresión como miembros de una comunidad o comunidades. Si tenemos una religión de creencias firmes, si estamos indecisos, o incluso si realmente no nos importan mucho la religión o las convicciones, nos importan la libertad de las personas y las sociedades que construyen.

¿Hay comunidades en tu país que no gozan al mismo nivel que otras de la libertad de religión?

Los desafíos a los derechos humanos y las violaciones de la libertad religiosa o de creencias

Los grupos religiosos deben tolerar, como otros grupos, las declaraciones críticas y el debate sobre sus actividades, enseñanzas y creencias, siempre que dichas críticas no persigan el insulto gratuito y no inciten a perturbar el orden público o a discriminar a los seguidores de una religión en particular.
Comisión de Venecia del Consejo de Europa

A lo largo de la historia religiosa, muchos elementos religiosos y sociales se han incorporado al entorno donde una determinada religión se practica, y se reflejan en la cultura y la política. Muchas de las piezas de la literatura, la poesía, el arte y la música, los códigos de vestimenta y las maneras de organizar la vida en común tienen su origen en las religiones. La religión ha dejado una profunda huella en el ámbito de la cultura, que se puede ver, por ejemplo, en los días libres, en las fiestas, las ceremonias de matrimonio, los ritos funerarios, las peregrinaciones, el uso de símbolos religiosos (por ejemplo en joyas o códigos de vestimenta), o en modificaciones físicas del cuerpo, como la circuncisión masculina.
La influencia de las religiones puede ser incluso más fuerte cuando las naciones adoptan una religión de estado o ideología religiosa. En tales situaciones, la religión y los argumentos religiosos pueden ser confundidos con los políticos, económicos o sociales.

La medida en que la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión permite distintas prácticas de una comunidad de creyentes que difiere del resto de la sociedad es a menudo debate dentro de la comunidad de los derechos humanos. Ejemplos de esto son las actitudes hacia las mujeres en posiciones de liderazgo religioso, las ceremonias tradicionales de los niños, las leyes sobre el matrimonio, el divorcio o el entierro, la prohibición de la representación de seres divinos u otras figuras religiosas, y así sucesivamente.

No atribuyas a otra alma lo que no te han atribuido a ti, y no digas que no lo haces.
Bahá'u'lláh

En ese contexto, los organismos de derechos humanos critican las prácticas nocivas, independientemente de si se encontraban tradicionalmente toleradas por las diferentes culturas, naciones o religiones. Esta crítica no es un ataque a la cultura, nacionalidad o religión, sino un intento de establecer un equilibrio entre el derecho a la religión y creencias, y los demás derechos humanos, ya que varias de estas prácticas pueden dar lugar a graves abusos contra ellos. Las prácticas tradicionales nocivas incluyen la mutilación genital, la preferencia por los hijos (que puede manifestarse en el aborto selectivo, al no cuidar de las niñas recién nacidas, la discriminación en la esfera de la educación en favor de los hijos, la discriminación en la esfera de la nutrición), los matrimonios forzados, el matrimonio de los niños, crímenes relacionados con la dote y delitos de “honor”, la exclusión o la limitación de algunos derechos de los no-adherentes a un grupo religioso más poderoso en una comunidad dada, la segregación en función de criterios religiosos, y así sucesivamente. Estas prácticas afectan desproporcionadamente a las mujeres y los niños: la invocación a la tradición es utilizada para justificar la discriminación por motivos de género y de edad. Además, en varios casos, situaciones que, desde la perspectiva de los derechos humanos, son una violación de la dignidad humana, siguen siendo desconocidas, tabú y están sin castigo. Algunas de estas prácticas están basadas en preceptos religiosos; el hecho de que están profundamente arraigadas en la cultura y la tradición no hace fácil acabar con ellas. Los cambios tienen que venir a través de modificaciones legislativas, en la educación y en la formación.
A lo largo de la historia, las religiones han desempeñado un papel crucial imponiendo límites sobre la acción humana a fin de proteger la integridad física y psicológica o la dignidad de otras personas. Sin embargo, aunque las filosofías religiosas han contribuido al desarrollo de una conciencia de la dignidad y de los derechos humanos, estos que se encuentran relacionados con la religión y las creencias no están exentos de las tensiones y contradicciones que están presentes en sus instrumentos. Como se ha visto en el caso de las prácticas tradicionales nocivas, las convicciones o creencias a veces se utilizan para justificar el daño físico directo con graves consecuencias sobre la salud.

Pregunta: ¿Hay prácticas religiosas en tu comunidad(es) que consideres perjudiciales?

Discriminación e intolerancia por motivos de religión o de creencias

No hagas daño a otros de la forma en que podrían hacerte daño a ti.
Udanavarga

La intolerancia religiosa puede observarse en diferentes niveles: entre los seguidores de la misma religión (intra-intolerancia religiosa); entre una religión o actitud religiosa y otra, manifestándose en diversas formas de conflictos entre las personas y grupos de personas (inter intolerancia religiosa); en forma de enfrentamiento ateísta o enfrentamiento teísta, que son intolerantes a la libre elección y la práctica de otras religiones o creencias; o en la forma de anti secularismo. La intolerancia religiosa se confunde a menudo con la xenofobia y otras formas de discriminación; a veces también se usa para justificar la discriminación.
La mayoría las violaciones de los derechos humanos relacionados con la libertad religiosa y de creencias también están vinculados con la no discriminación. La discriminación por motivos de religión y de creencias es contraria a los derechos humanos pero no por ello es menos sufrida diariamente por muchas personas en toda Europa. El hecho de que la noción de religión y de convicciones se confundan a menudo con la cultura, la nacionalidad y el origen étnico lo hace más complicado y también más doloroso a nivel individual: se puede ser objeto de discriminación por motivos de religión incluso si no se cree en la creencia con la que está asociado.

La discriminación y la intolerancia repercuten negativamente en el conjunto de la sociedad, y en particular en los jóvenes que la experimentan. Estos efectos incluyen:

  • Baja autoestima.
  • Auto-segregación.
  • Opresión interiorizada.
  • Separación de las actividades de la escuela.
  • Falta de realización de su potencial.
  • Atracción por las ideologías extremistas violentas.
  • Deserción escolar.
  • Problemas de salud / depresión6

La intolerancia religiosa también se utiliza para alimentar el odio, y contribuye a los conflictos armados, no tanto porque sea la causa de los conflictos religiosos sino porque se utiliza para trazar líneas divisorias, como en los conflictos armados en los Balcanes y el Cáucaso. Las consecuencias del terrorismo internacional y de la “guerra contra el terrorismo” han sido particularmente devastadores en Europa y más allá, sobre todo porque se convierte en intolerancia religiosa mezclada con xenofobia y racismo.
Ningún grupo social, religión o comunidad tiene el monopolio de la discriminación. Aunque los niveles de protección de la libertad de religión y de creencias varían significativamente entre los Estados miembros del Consejo de Europa, donde la intolerancia religiosa y la discriminación afecta a todos los ciudadanos en Europa.

La intolerancia y la discriminación contra los musulmanes (islamofobia)

Para todos se resume la ley en esta sola palabra: amarás a tu prójimo como a ti mismo.
San Pablo

El aumento de la islamofobia, el miedo y el odio al islam preocupa particularmente en varios países europeos, lo que da lugar a la discriminación contra los musulmanes o las personas relacionadas con estas creencias. El islam es la religión más difundida en Europa después del cristianismo y la mayoritaria en varios Estados miembros del Consejo de Europa. La hostilidad hacia el islam como religión y hacia el pueblo musulmán, en particular después de la “guerra contra el terror”, ha revelado profundos prejuicios contra los musulmanes en muchas sociedades europeas. Con la percepción de esta religión como asociada únicamente con el terrorismo y el extremismo, la islamofobia ha contribuido a las opiniones negativas del islam y de los musulmanes, a generalizar erróneamente el extremismo religioso y el ultra-conservadurismo militante en todos los países musulmanes y en la población musulmana. Esta intolerancia y estereotipos del islam, se ha manifestado en una serie de formas, que van desde abusos verbales o escritos hacia el pueblo musulmán, discriminación en las escuelas y lugares de trabajo, acoso psicológico o presión, a simples ataques violentos a mezquitas y personas, especialmente a las mujeres que llevan velo.7 En este contexto, los medios de comunicación de masas han desempeñado un papel importante, ofreciendo a veces representaciones del pueblo musulmán que distorsionan, cuando no estereotipan y difaman abiertamente la realidad.

Seis prejuicios recurrentes sobre los musulmanes

Todos lo mismo:
todos los musulmanes son vistos iguales, independientemente de su nacionalidad, clase social y perspectivas políticas, y de si son observadores en sus creencias y prácticas.
Todos están motivados por la religión: se piensa que la cosa más importante sobre los musulmanes, y en todas las circunstancias, es su fe religiosa. Por lo tanto, si los musulmanes participan en la violencia, por ejemplo, se supone que esto es así porque su religión defiende la violencia.
Totalmente “otros”: los musulmanes son vistos como “otros”, es decir como personas con pocos intereses o ninguno, necesidades o valores en común con las personas que no tienen antecedentes musulmanes.
Cultural y moralmente inferiores: los musulmanes son vistos desde el punto de vista cultural y moral inferiores y susceptibles de ser irracionales y violentos, intolerantes en el trato que dan a la mujer, que desprecian visiones del mundo diferentes de los suyas, hostiles y resentidos hacia “Occidente” sin ninguna buena razón.
Amenaza: los musulmanes son vistos como una amenaza para la seguridad, en la tácita o abierta comprensión con el terrorismo internacional y ligados a la “islamización” de los países donde viven.
La cooperación es imposible: como consecuencia de las anteriores cinco percepciones, se afirma que no hay posibilidad de colaboración activa entre los musulmanes y las personas con diferentes antecedentes culturales o religiosos.
Directrices para los educadores en la lucha contra la intolerancia y la discriminación contra los musulmanes (OSCE, OIDDH, Consejo de Europa y UNESCO.

Sentimientos anticristianos (cristianofobia)

La cristianofobia se refiere a toda forma de discriminación e intolerancia contra algunos o todos los cristianos, la religión cristiana, o la práctica del cristianismo. Al igual que en otras formas de discriminación basadas en la religión, los autores pueden ser personas de otras religiones, que a menudo son las religiones mayoritarias, así como instituciones laicas. La hostilidad contra los cristianos se manifiesta en los ataques contra los lugares de culto, el abuso verbal y, en particular en los países donde los cristianos son minoría, restringiendo la construcción y a veces la conservación de iglesias o monasterios.
Especialmente preocupante es el aumento de los ataques contra los cristianos en el Oriente Medio. Una recomendación de la Asamblea Parlamentaria sobre esta cuestión exige, entre otras cosas, la necesidad de “concienciar a los jóvenes sobre la necesidad de luchar contra todas las formas de fundamentalismo religioso y la manipulación de las creencias religiosas por razones políticas, que son a menudo la causa del terrorismo. La educación y el diálogo son dos herramientas importantes que podrían contribuir a la prevención de estos males"8.

Pregunta: ¿Alguna vez has experimentado algún comentario sesgado debido a tu religión o a tus creencias? ¿Cómo reaccionaste?

El antisemitismo

As you would have people do to you, do to them; and what you dislike to be done to you, don't do to them.
Prophet Mohammed

El antisemitismo –hostilidad hacia los judíos como grupo religioso o grupo minoritario a menudo acompañado de discriminación social, económica y política–, es un ejemplo de la combinación de racismo y discriminación religiosa. A pesar de que el blanco directo del antisemitismo son las personas judías, la motivación para la discriminación y la violencia no se basa necesariamente en el judaísmo como religión, sino en los judíos como pueblo.
Informes de organizaciones de derechos humanos muestran regularmente un incremento alarmante del número de ataques antisemitas acompañados, en algunos países, por el crecimiento del discurso abiertamente antisemita en el terreno político. Estas ofensivas incluyen los ataques contra las escuelas judías, los alumnos judíos fueron atacados, acosados y heridos de camino hacia y desde la escuela, en un número cada vez mayor, incluso por sus compañeros de clase. Los educadores constatan que el término “judío” se ha convertido en un insulto popular entre los jóvenes."9 En lugar de limitarse a los círculos extremistas, el antisemitismo, por lo tanto, se extiende cada vez más.
En su recomendación nº 9 sobre la lucha contra el antisemitismo, adoptada en 2004, la Comisión Europea contra el Racismo y la intolerancia recomienda, entre otras cosas, a los Estados miembros garantizar que el derecho penal castigue los actos antisemitas, como por ejemplo:

  • La incitación a la violencia, el odio, la discriminación, los insultos, las difamaciones y amenazas dirigidas a una persona o un grupo de personas por motivo de su real o presunta identidad u origen judío.
  • La expresión de una opinión pública de carácter antisemita, de una ideología que devalúe o denigre una agrupación de personas por motivo de su identidad u origen judío.
  • La negación, minimización, justificación o apología de la Shoah y de los crímenes de genocidio, contra la humanidad o de guerra cometidos contra las personas por motivos de su identidad u origen judío.
  • La violación y profanación, con motivo antisemita, de propiedades y monumentos judíos.
  • La creación o la dirección de un grupo que promueva el antisemitismo.

La intolerancia y la discriminación no se limitan al antisemitismo, la cristianofobia y la islamofobia. Entre las muchas formas de discriminación está la falta de reconocimiento de algunas religiones y la diferencia de trato entre ellas. Las religiones y sistemas de creencias, por tanto, son prohibidas, perseguidas o estrechamente controladas por su presunta naturaleza “sectaria” o su irrelevancia por considerarse “insignificantes”.
Es importante recordar que la libertad de religión y de creencias incluye el derecho a cambiar de religión y a no seguir, o no declarar, una religión.

Pregunta: ¿Qué ocurre si decides adoptar una religión diferente a tu familia y tu comunidad?

Uno nunca debe hacer a otro lo que considera perjudicial para uno mismo. Esta es, en síntesis, la regla del dharma.
Brihaspati, Mahabharata

A pesar de las crecientes y generalizadas manifestaciones de intolerancia religiosa, es importante tener en cuenta que la religión y los derechos humanos son perfectamente compatibles y que solo a través de un marco de derechos humanos se puede garantizar la libertad de religión y de creencias para todos.
La historia de Europa está, en realidad, llena de ejemplos de violencia y de barbarie en nombre de la religión. Estos actos han sido y están siendo cometidos por hombres y mujeres, no mandados por preceptos religiosos, sino por personas.
Afortunadamente, la historia y la realidad de nuestro mundo, es también un testimonio vivo del optimismo de la diversidad religiosa: ninguna sociedad es mono-religiosa y no hay un solo sistema de pensamiento que haya prevalecido, incluso en las formas más extremas del totalitarismo. Por otro lado, los ejemplos de las personas que aceptan a los demás, a pesar de las diferencias religiosas, y a menudo unidos en la diversidad, son muchos más que los de intolerancia.

La labor del Consejo de Europa

El Libro Blanco del Consejo de Europa sobre el Diálogo Intercultural “Vivir juntos como iguales en dignidad” (2008), reconoce que hay una serie de concepciones religiosas y seculares de la vida que han enriquecido el patrimonio cultural de Europa y toma nota de la importancia de religión, de las religiones y de otros marcos de diálogo para el fomento de la comprensión entre las diferentes culturas. También se hace hincapié en que el Consejo de Europa “se mantendrá neutral hacia las diversas religiones sin dejar de defender la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, los derechos y deberes de todos los ciudadanos, y la respectiva autonomía del Estado y las religiones".10
Promover la tolerancia religiosa y de diálogo interconfesional es también una de las prioridades de la política de la juventud del Consejo de Europa. En una serie de eventos organizados en la campaña “Todos diferentes, todos iguales” 2007-2008 se elaboraron recomendaciones y planes de acción para promover el diálogo interreligioso en el trabajo con jóvenes en Europa, incluida la Declaración de los jóvenes de Estambul sobre Diálogo Intercultural e interreligioso en el ámbito de la Juventud12, el Plan de Acción de Kazan13. Todos estos documentos subrayan el papel crucial de los jóvenes y de las organizaciones juveniles en la contribución al cambio hacia la tolerancia religiosa.

Más información en Diversidad religiosa y Educación Intercultural, libro de referencia del Consejo de Europa para las escuelas.11

La esfera de la educación puede ser un terreno donde se manifiesten tensiones de los derechos humanos relacionados con la religión y las creencias, como en los casos en los que el contenido de la educación haya sido criticado como limitación de la libertad religiosa y de convicciones, o, en los casos en que los símbolos religiosos de las escuelas o de los alumnos han resultado en conflicto. Al mismo tiempo, también la educación es una de las esferas más importantes de la vida donde se pueden contrarrestar los estereotipos y los prejuicios. En este espíritu, la ODIHR, el Consejo de Europa y la UNESCO publicaron las Directrices para los educadores en la lucha contra la intolerancia y la discriminación contra los musulmanes14, este documento está destinado a apoyar a los docentes, formadores de estos, expertos en política educativa, así como a las organizaciones no gubernamentales activas en el ámbito de la educación no formal en su labor contra la islamofobia.

Religión y creencias en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos

Folgerø y otros c. Noruega (2007)

Un grupo de padres apelaron con éxito ante el tribunal de Estrasburgo para evitar las clases de religión obligatoria de una denominación particular del cristianismo. El tribunal consideró que el Estado estaba violando del artículo 2 del Protocolo nº 1, Que dice: “a nadie se le podrá negar el derecho a la educación. En el ejercicio de las funciones que asuma en el terreno de la educación y de la enseñanza, el Estado debe respetar el derecho de los padres a asegurar que esta educación y enseñanza sea conforme a sus convicciones religiosas y filosóficas”.

Lautsi contra Italia (2011)
Los hijos de la Sra. Lautsi asistieron a una escuela del estado en la que todas las aulas tenían un crucifijo en la pared, lo que ella consideraba contraria al principio de laicidad por el que ella quería criar a sus hijos. Denunció ante el tribunal que esto violaba del artículo 9 (libertad de pensamiento, de conciencia y de religión) y el artículo 2 del Protocolo n.º 1 (derecho a la educación). El tribunal no consideró que se violaban estos derechos, en particular estimó, que la cuestión de los símbolos religiosos en las aulas, en principio, es un asunto que cae en el margen de apreciación del estado, siempre que las decisiones en esta esfera no desemboquen en una forma de adoctrinamiento y no haya nada que sugiera que las autoridades eran intolerantes con los alumnos que creían en otras religiones, eran no creyentes o tenían otras convicciones filosóficas o religiosas.

Ercep contra Turquía (2011)
Este caso se refiere a la negativa del demandante, un testigo de Jehová, objetor de conciencia, a realizar el servicio militar por razones de conciencia y por las sucesivas condenas por ese motivo. El tribunal determinó que se había producido una violación del artículo 9 y una violación del artículo 6 (derecho a un juicio justo). Invitaron a Turquía a promulgar leyes relativas a los objetores de conciencia y a introducir una forma alternativa de servicio.

El Convenio Marco para la Protección de las Minorías Nacionales también protege la religión como un elemento de la identidad de las minorías, “las partes se comprometen a promover las condiciones necesarias para que las personas pertenecientes a minorías nacionales mantengan y desarrollen su propia cultura, y para preservar los elementos esenciales de su identidad, es decir, su religión, idioma, tradiciones y patrimonio cultural” (artículo 5) y prohíbe la asimilación.

Trabajo juvenil, religión y creencias

Nada que respire, que exista, que viva, que tenga esencia o potencial de vida, debería ser destruido, gobernado, subyugado, o perjudicado, o su esencia o potencial negados. Al igual que la tristeza o el dolor no te convienen, tampoco a todo lo que respira, vive o tiene cualquier esencia de vida.
Acaranga Sutra

Religión es un tema con el que tratan los jóvenes en su vida diaria en casa, en los lugares públicos, en el trabajo o en la escuela. Los jóvenes pueden contribuir a que las diferencias religiosas sean un factor de enriquecimiento cultural para los jóvenes en lugar de ser una fuente de enfrentamiento, especialmente a través del entendimiento mutuo, la tolerancia y la aceptación de la diferencia.

Los trabajadores juveniles ya sea trabajando a nivel local, regional o internacional, deben ser conscientes del potencial papel y la influencia de la religión y de las creencias sobre el proceso de una actividad determinada, así como sobre los objetivos previstos de la actividad. Aceptar la diversidad es un buen punto de partida; la construcción de la diversidad como una fuente de fuerza es una excelente manera de continuar. Un número creciente de organizaciones juveniles está trabajando activamente en el campo del diálogo interreligioso, en el que promueve un diálogo entre iguales, y una auto-crítico de sus propias tradiciones religiosas, con el objetivo de aumentar la comprensión.

Tener en cuenta las diferencias de creencias y prácticas dentro del grupo, antes y durante la actividad, puede contribuir a un mejor clima desde el principio. Conocer algunos de los rituales y las prácticas de las diferentes religiones puede ser muy útil e importante para el buen funcionamiento y para el éxito de eventos relacionados con la juventud. La consideración de las comidas, los lugares y momentos de oración, el calendario religioso y las prácticas cotidianas de los distintos grupos religiosos (por ejemplo, el sábado, las oraciones de los viernes, el Ramadán, las celebraciones dominicales y festivos) podría ayudar a los organizadores de las actividades destinadas a los jóvenes a crear un ambiente tranquilo y respetuoso, así como evitar problemas con los viajes y la distribución y eficacia de las actividades. Las particularidades del lugar de la actividad y de las características del alojamiento son igualmente importantes, con el fin de mostrar respeto por las necesidades de los participantes.
Un cierto grado de sensibilidad con respecto al pluralismo religioso dentro del grupo crea una cierta actitud positiva, motivación y curiosidad hacia las creencias y prácticas religiosas de los demás. Esto también podría ayudar a promover el respeto mutuo y la comprensión, a la vez que contribuye a superar los fuertes prejuicios relacionados con las creencias y las prácticas religiosas.

Pregunta: ¿Qué importancia tiene la tolerancia religiosa en tu trabajo con los jóvenes?

Ama a tu prójimo como a ti mismo.
Levítico

Hay una gran cantidad del trabajo juvenil que está basado en la fe, y hay muchas organizaciones juveniles confesionales. El sector de la juventud del Consejo de Europa trabaja en estrecha colaboración con una variedad de organizaciones internacionales juveniles confesionales y fomenta la cooperación entre ellas. Las sesiones de estudio y actividades de formación en el Centro Europeo de la Juventud suelen incluir organismos como:

  • Consejo Ecuménico de la juventud en Europa.
  • Alianza Europea de YMCA.
  • Consejo Europeo de la Juventud Baha‘i.
  • Agrupaciones Europeas de la juventud cristiana.
  • Unión Europea de Estudiantes Judíos.
  • Foro Europeo de la Juventud y de las organizaciones estudiantiles Musulmanas.
  • Federación Internacional de organizaciones católicas de Juventud.
  • Movimiento Internacional de Jóvenes rurales y agrícolas Católicos de Europa.
  • Juventud Estudiantil Católica Internacional - Movimiento Internacional de Estudiantes Católicos.
  • Foro de la Juventud de la Conferencia Islámica para el diálogo y la Cooperación.
  • Foro de la Juventud de Pax Cristi.
  • Syndesmos - Fraternidad Mundial de la Juventud Ortodoxa.
  • Alianza Universal siríaca.
  • Asociación Cristiana de Jóvenes.
  • Federación Mundial de Estudiantes Cristianos.

Regard your neighbour's gain as your own gain, and your neighbour's loss as your own loss.
T'ai Shang Kan Ying P'ien

Algunas de estas organizaciones se reunieron en el marco del Foro Europeo de la Juventud, y constituyeron el grupo religioso de las organizaciones juveniles con el fin de aprender los unos de los otros, promover la diversidad y luchar contra la discriminación y el odio. Integrado por la Organización de Formación Europea, la Unión Europea de Estudiantes Judíos, el Consejo Ecuménico de la juventud en Europa, el Foro Europeo de la juventud musulmana y las organizaciones de estudiantes, la Federación Internacional de Organizaciones de la Juventud Católica, el Movimiento Internacional de Estudiantes Católicos, Pax Christi Internacional y la Federación Mundial de Estudiantes Cristianos, el Grupo de Expertos, elaboró en 2008, un conjunto de herramientas de diálogo interreligioso en el ámbito de la juventud. El kit de herramientas, publicado por el Foro Europeo de la Juventud, ofrece información acerca de las religiones monoteístas y propone varias metodologías y actividades para la comprensión y la deconstrucción de los prejuicios y los estereotipos relativos a la religión y promueve el diálogo interreligioso. Este kit se puede descargar desde el sitio web del Foro Europeo de la Juventud (www.youthforum.org) o desde los sitios de las organizaciones cooperantes.

Notas finales

1 http://en.wikipedia.org/wiki/Religion (consultado el 9 de julio de 2012)
2 Religión (2007) Enciclopedia británica: www.britannica.com/eb/article-9063138
3 LindaWoodhead, con Rebecca Catto: “la religión o las convicciones”: identificar los problemas y prioridades. Comisión de Igualdad y Derechos Humanos, 2009, p. iii: www.equalityhumanrights.com/uploaded_files/research/research_report_48__religion_or_belief.pdf
4 Grandes religiones del mundo clasificadas por número de adeptos: www.adherents.com/Religions_By_Adherents.html
5 Observación General nº 22, de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU sobre el artículo 18 del PIDCP
6 LA OSCE/ODIHR, Consejo de Europa, la UNESCO, Directrices para los educadores en la lucha contra la intolerancia y la discriminación contra los musulmanes, 2011
7 FERIA (Foro Contra la islamofobia y racismo), disponible en: www.fairuk.org/introduction.htm
8 Recomendación 1957 (2011) de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa “La violencia contra los cristianos en Oriente Medio“
9 LA OSCE-OIDDH y Yad Vashem, abordar el antisemitismo: ¿Por qué y cómo? Una guía para educadores, 2007
10 Consejo de Europa, Libro Blanco sobre el Diálogo Intercultural “vivir juntos como iguales en dignidad”, lanzada por el Consejo de Ministros Europeos de Asuntos Exteriores, en su 118ª Reunión a Nivel Ministerial (Estrasburgo, 7 de mayo de 2008), p. 23, disponible en: www.coe.int/t/dg4/intercultural/Source/Pub_White_Paper/White%20Paper_final_revised_EN.pdf Véase también Declaración de San Marino 2007
11 www.coe.int/t/dg4/education/edc/Source/Pdf/Coordinators/2006_14_CDED_ReligiousDiversity.pdf
12 Declaración de Estambul de los jóvenes sobre Religiones y Diálogo Intercultural en el ámbito de la Juventud, simposio Interreligioso y el Diálogo Intercultural en el ámbito de la Juventud, Estambul, Turquía, del 27 al 31 de marzo de 2007: www.coe.int/t/dg4/youth/Source/Resources/Documents/2008_Istanbul_Declaration_en.pdf
13 Plan de Acción “Kazán”, Foro Internacional de la Juventud “Diálogo Intercultural y su dimensión religiosa”, Kazan, República de Tatarstán, Federación de Rusia, 30 de noviembre - 4 de diciembre de 2008: www.coe.int/t/dg4/youth/Source/Resources/Documents/2008_Kazan_Action_Plan_en.pdf
14 Directrices para los educadores en la lucha contra la intolerancia y la discriminación contra los musulmanes, la OSCE y la OIDDH, Consejo de Europa, la UNESCO, 2011: www.coe.int/t/dg4/education/edc/resources

COMPASS

Manual de Educación en los Derechos Humanos con jóvenes

Visor de contenido web

Visor de contenido web

Fecha Clave
  • 27 de EneroDía de recuerdo del Holocausto
  • 21 de MarzoDía internacional de la eliminación de la discriminación racial
  • 15 de MayoDía internacional de la objeción de conciencia
  • 21 de MayoDía mundial de la diversidad cultural para el diálogo y el desarrollo
  • 9 de agostoDía internacional de los pueblos indígenas
  • 21 de septiembreDía internacional de la paz
  • 16 de noviembreDía internacional por la tolerancia