¡Bienvenidos a Compass, el manual para la Educación en los Derechos Humanos con jóvenes!

Bienvenidos a Compass, el manual para la Educación en los Derechos Humanos (EDH) con jóvenes, a esta edición totalmente revisada y actualizada.

Compass fue publicado por primera vez en 2002 en el marco del Programa de Juventud de educación en los Derechos Humanos de la Dirección de Juventud y Deporte del Consejo de Europa. El programa fue creado porque la educación en los Derechos Humanos, es decir los programas educativos y las actividades que se centran en el fomento de la igualdad en la dignidad humana, ha sido y sigue siendo de un valor incalculable en la conformación de una dimensión de la ciudadanía democrática para todos los jóvenes y en la promoción de una cultura de los Derechos Humanos universales. (Leer más)

Consejo de Europa - Mensaje de la Secretaria General Consejo de Europa - Mensaje de la Secretaria General

Image: Secretary General of the Council of Europe

No basta con que los niños y jóvenes sean titulares de derechos humanos. Para poder integrar una cultura de derechos humanos y asegurar que nuestros jóvenes comprendan cómo acceder a esos derechos —y cómo mantenerlos, defenderlos y promoverlos— necesitan una educación acorde con ese fin.

Compass fue publicado por primera vez en 2002. Desde entonces ha servido de apoyo a decenas de profesionales y actores de la sociedad civil para llevar la educación en los Derechos Humanos a la vida de innumerables jóvenes en Europa y en todo el mundo. Traducido a 31 idiomas, el manual ha jugado un rol esencial en la conformación de enfoques basados en derechos dentro del ámbito de las políticas de juventud y el trabajo juvenil. De este modo se genera una conciencia en materia de derechos humanos que empodera a los interesados, los acompaña a lo largo de su vida y se puede transmitir a las generaciones futuras. No se trata solo de aprender, sino de mejorar la ciudadanía democrática a largo plazo.

Es de vital importancia que los jóvenes tengan la oportunidad de ver la vida a través de este prisma. En un mundo que cambia rápidamente, abundan la aprensión y el miedo, avivados tanto por las tendencias a largo plazo como por los acontecimientos actuales. Estos desafíos pueden parecer abrumadores. Si se contemplan desde la perspectiva de los derechos humanos, podemos estar tranquilos y confiar en que nuestras sociedades podrán aplicar principios éticos a problemas muy complejos: que las personas pueden y deben ser apoyadas y protegidas incluso en los momentos más difíciles.


Ser conscientes de todo ello es un verdadero regalo.
 

Confío en que Compass siga sirviendo de guía a los profesionales de la educación en los Derechos Humanos dentro de la importante labor que desempeñan.

 

Marija Pejčinović Burić